La última bala

Llegó el momento de la última oportunidad, a este partido el equipo de Miguel Ramírez podría haber llegado más tranquilo, con otras aspiraciones, peleando liguilla o simplemente jugando para cumplir y pensando en otro año en la máxima categoría de nuestro fútbol, pero la realidad no es esa y mañana nos jugamos nuestra última chance para poder seguir soñando en colores.

 

Errores infantiles, fallos arbitrales, decisiones poco entendidas del cuerpo técnico y esa pizca de suerte que siempre nos faltó nos tienen aquí, teniendo que salir a ganar ambos partidos y jugarse un futuro en 5 días. La última muestra de lo que estamos diciendo se vio el pasado miércoles en Rancagua, dónde las malas decisiones y la poca fortuna nos privaron de tres puntos vitales y le dieron a los locales la posibilidad de soñar con su segunda estrella.

 

El Santo Glorioso tiene la obligación de ganar en su estadio, que estará repleto, ya que un empate o una derrota lo condena a volver a la división de plata de nuestro fútbol y de paso termina con el sueño de toda la ciudad. Esto es bien sabido por el técnico local que no quiere repetir los errores de nuestro “Desastre de Rancagua” y sale a quemar sus últimos cartuchos con lo mejor que tiene a disposición y esto quiere decir; Fernando De Paul en portería, Guillermo Pacheco, Daniel Vicencio, Federico Martorell y Alexi Gómez en defensa, Leandro Sirino, Marco Estrada, Gonzalo Rivas y Boris Sagredo en medioterreno, dejando a Jaime Grondona y Carlos Escobar como referencias de ataque. La principal novedad sería el regreso de Alejandro Fiorina a la citación, pero su falta de fútbol lo relegaría a la suplencia.

 

Por su parte, el escollo que debe sortear el equipo más lindo del mundo para seguir soñando con la permanencia es uno de los mejores equipos del campeonato y quien tiene la primera opción de levantar el título, hablamos de la Universidad Católica de Mario Salas, que viene de ganar el “Clásico Universitario” a la Universidad de Chile por 2-1, y que repetiría el mismo equipo; es decir, Christopher Toselli en el arco, Magnasco, Maripan, Lanaro y Cordero en la zaga, Manzano, Carreño y Espinosa en la mitad de la cancha, dejando a Fuenzalida, Vargas y Nicolás Castillo como principal novedad en el frente de ataque.

 

Debemos recordar que el Lucio Fariña Fernández se encuentra absolutamente vendido para el partido de este miércoles a las 20:00, y que las puertas del recinto quillotano se abrirán a las 18:00.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s