Solo creer

Encomendados, esperanzados, a todos se nos parará el mundo por 90 minutos esta noche.

Aquí estamos, veintinueve partidos después de aquel debut como local ante Santiago Wanderers con polémica actuación del juez Enrique Osses, oficial de ese encuentro, que le anuló un bellísimo tanto de chilena a Daniel Vicencio, que significaba el empate en los descuentos. Ese equipo de Sciacqua prometía, había hecho una buena Copa Chile y ya daba que hablar en los matutinos de la capital que siempre se daban mañana de mostrarlo como “El último de los Bielsistas”, en relación al técnico rosarino que brilló en la selección.

Llegó esa derrota, luego otra, otra y otra más, el triunfo sobre Universidad de Chile en octavos de final de Copa Chile era oxígeno para un enfermo terminal, a quien la derrota como local 4-0 ante Unión Española hizo descansar en paz. La danza de nombres para tomar a un equipo que suma 1 punto sobre 18  posibles y parece condenado a volver tempranamente a Segunda División es casi nula y muchos miran con recelo las fotografías de Miguel Ramírez, campeón de América con Colo Colo y mundialista en Francia 1998, asumiendo la banca del conjunto quillotano.

El debut de “Cheíto” no fue fácil, contra el mismísimo cuadro albo y de “local” en Valparaíso, perdió pero dejó otro juego, uno vistoso que el equipo comenzó a plasmar. Con altos y bajos, pero siempre con la misma ilusión hasta hoy.

Esas líneas introductorias son para demostrar que hemos pasado de todo en estos 29 partidos y que gracias a la demostración de coraje por parte del Aurinegro el pasado martes bajando a Universidad Católica de su estrella 11 y dándonos 72 horas más para creer que los milagros son posibles, porque ahora es solo eso, creer.

El equipo de Ramírez nos dio razones para creer, con un juego aguerrido y voraz se llevó por delante a uno de los mejores equipos del torneo y las palabras del goleador del encuentro Carlos Escobar, visiblemente emocionado, “nos vamos a quedar, con todo el respeto a los demás equipos que pelean con nosotros, nos vamos a quedar”, se transformaron en banderas de lucha para toda la ciudad. “Cheíto” casi no tiene dudas y salvo la suspensión de Vicencio y la recuperación de Rivas, cuenta con plantel estelar y ya tendría oncena titular para la última batalla es decir Fernando De Paul en portería, Pacheco, Martorell, Meneses y Gómez en defensa, Sirino, Rencoret, Rivas y Sagredo en medioterreno, dejando en delantera a Carlos Escobar y Jaime Grondona.

Antofagasta, rival del Santo durante todo el año en la parte baja, viene mostrando un futbol llamativo que lo tiene bien arriba en el Clausura pero que, por su horrible campaña en el Apertura lo tiene con un ojo pendiente de la tabla anual, ya que de perder dependería de otros resultados para mantener la categoría. El técnico Beñat San José lo sabe y por este motivo alinea a lo mejor que tiene: Matías Dituro en portería, Rojas, Delfino, Ampuero y Sánchez en la zaga, Bolados, Villagra, Droguett y Jerez en medioterreno, dejando a Ciampichetti y el peligroso Muriel Orlando en ataque.

El partido está programado para las 21 horas del día Viernes y será dirigido por Carlos Ulloa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s