Columna Titular: Una casa sin el Tuto

No me voy a detener en los dos partidos de Copa Chile que llevamos, ni en los ya cinco años invictos en los clásicos, porque es deber de un equipo de Primera dar cuenta de uno de menor categoría, más aún si este es su eterno rival.

Por Marcos Hurtado Marín, para titular.cl

Eso sí, quiero poner énfasis en un detalle que ya notamos en ambos partidos y que no podemos dejar pasar ahora que estamos a punto de empezar el Campeonato de Primera División: la ausencia de un grande, de una de las figuras estelares dentro de la historia de San Luis, como lo es Fernando Carlos De Paul Lanciotti, que se fue a la U.

En un club modesto y en el que los triunfos son pocos, el Tuto sí que supo de abrazos: tres campeonatos, dos ascensos e hitos institucionales, como los dos partidos al hilo ganados a Colo-Colo de local y visita son solo algunas de las postales que se nos vienen a la cabeza cuando pensamos en el santafesino.

El que no entiende el por qué Fernando se va es el que no sabe lo que es trabajar, muy identificado con el club estará, pero un futbolista, como uno mismo cuando se cambia de pega, debe aprovechar las oportunidades de crecer, considerando lo corta que es su carrera; y más si es el caso de De Paul, que tiene todas las condiciones para ser uno de los mejores de Chile.

No podemos engañarnos, la realidad indica que los equipos de Santiago son el trampolín más grande para los jugadores, y por eso no hay reproche en su partida.

Para los que quedamos en Quillota, queda la incertidumbre, no solamente de si David Reyes será capaz de ganar partidos como lo hacía su antecesor, sino que también, de si el plantel será capaz de superar la pérdida de uno de los jugadores más carismáticos del camarín. Mientras tanto, solo nos queda tirarle buenas vibras a Daniel Vicencio, el nuevo capitán, formado en casa y también con un gran futuro por delante.

Y aunque logremos superar la ausencia del Tuto, el partido contra O’Higgins será raro, y más aún el que nos enfrentará a Universidad de Chile.

Lo que no será raro, sino que esperable, será ver a Fernando De Paul en el Estadio Nacional, entrando a la cancha, haciendo el calentamiento previo para prepararse para jugar de Titular un partido de eliminatorias defendiendo a La Roja, algo que se transformará en un tremendo recuerdo en una futura noche canaria, cuando Fernando vuelva a su casa lleno de gloria, ungido por el aplauso de la ciudad que aprendió a querer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s