El análisis de los que se metieron entre los 8

Mira el análisis de los que le ganaron a la Universidad de Concepción por Copa Chile.

 

Matías Cano (5,3): Buen partido del “Loco”, que estuvo en lo suyo, atento y siempre presto para recibir balones y clarificar salidas de equipo. Su tipo de juego es un espectáculo pero también conlleva peligro, a los 17’ estuvo a punto de sellar su salida del encuentro por una temeraria entrada que mandó a Troncoso a la clínica, pero lo salvó un off-side. Debe mejorar su vehemencia.

Brayams Viveros (5,8): Otro correcto partido del defensa canario, entrega sacrificio y fiereza, no da balón por perdido y eso contagia al equipo entero, corre, mete y por momentos se teme por su físico. Un baluarte en la defensa que crece con el tiempo.

Daniel Vicencio (5,6): El capitán estuvo muy bien para ordenar la línea defensiva, como siempre muy rápido y atento para cerrar los costados y muy calmo para salir con la pelota dominada desde el fondo. El buen nivel del central ya es una constante que nos tiene a todos contentos.

Sebastián Ramírez (3,0): Desde la victoria ante la UC el uruguayo venía demostrando una notable alza en su nivel, que nos hacía pensar que veríamos lo mejor de él en el futuro. La noche del sábado volvimos a ver a un defensor lento y muy atolondrado a la hora de ir al piso. A los 30’ vio su segunda roja desde que está en Quillota por una brutal entrada a Jean Meneses.

Álvaro Césped (5,8): El invitado de piedra, la plaga de lesiones en el medio hizo que él “Varo” volviera a vestir de amarillo, no se nota el tiempo que estuvo en el congelador por decisiones propias. Corre, guapea, entrega bien y llega al área rival. Gran noticia la recuperación del volante, a trabajar y seguir con su regreso.

Diego Silva (5,5): El defensor se ha transformado en el comodín del cuerpo técnico entre la última línea y el medio terreno y en ambos roles cumple sin mayores sobresaltos. El partido del sábado no fue la excepción ya que empezó como volante de corte y ante la expulsión de Ramírez bajó a la saga para sellar un gran partido.

Gonzalo Abán (6,0): La “Locomotora” poco a poco se encuentra con su nivel que le permitió ser figura, corrió y fue siempre una amenaza y una opción de pase. Su gol fue por su propia porfía para luchar un balón con los centrales.  Buen partido y gol, que nos permite seguir soñando.

Ignacio Lara (5,3): El juvenil quillotano ha estado a la altura desde que Ramírez lo ha considerado, si bien no destaca, cumple con un correcto cometido para el equipo. Su futuro parece muy auspicioso si sigue con las ganas que demuestra cada vez que se pone la amarilla.

Leandro Sirino (5,4): El distinto, a veces abusa mucho de sus habilidades y enreda innecesariamente jugadas que podrían ser más simples. Se nota mucho la falta de su socio Boris Sagredo en la generación de fútbol, ya que al ser el único encargado de esa tarea se cansa muy rápido y entra en el juego del rival como en la jugada de la expulsión.

Gerson Martínez (5,2): El “Chon” tiene partidos dónde es determinante y otros en los que desaparece, el sábado no tuvo un buen cometido y por pasajes no se notó su presencia en cancha. Ha contribuido con goles importantes pero necesitamos más constancia.

Carlos Escobar (5,2): El “Zamorano” corre y molesta las salidas del rival, es nuestro primer defensor pero esa misma labor lo aleja del área, donde debería estar para hacer daño. En el área es otro tipo de jugador y nosotros lo sabemos. Esperemos que pronto vuelvan los goles, porque él y nosotros los necesitamos.

Los que entraron:

(45’) John Santander (5,3): Entró por el juvenil Lara y se dedicó a cerrar los embates rivales por su banda, no generó peligro en ataque por que el equipo después del gol se vino para atrás pero supo siempre estar bien ubicado en defensa.

(61’) Alejandro Fiorina (5,5): El “Flaco” entró con ganas, a demostrar que tiene para pelear un lugar en este equipo y se notó. Hizo jugar a sus compañeros, colaboró en defensa y erró dos goles solo. Si bien los goles marrados opacan su cometido, tiene con que mejorar.

(70’) Johan Fuentes (5,3): El pequeño volante no tuvo mucho que hacer al entra en un partido en el que el aurinegro ya no tenía la pelota y solo salía con largos trazos desde el fondo. Pero su aparición hace pensar en un medio terreno junto a Césped que ilusiona mucho.

Miguel Ramírez (DT): Partido inteligente del Profesor junto a su cuerpo técnico, no se desesperó al quedar otra vez con 10 elementos, algo muy común durante esta temporada. A trabajar para manejar la ansiedad del equipo que en casi todos los encuentros sufre con las expulsiones.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s