¡A seguir sumando de a 3!

El conjunto canario derrotó contundentemente como visita a Santiago Wanderers por 3 goles a 0, en un duelo marcado por la solidez colectiva y el aprendizaje de los errores pasados. Revisa el análisis de cada uno en la nota.

En partidos como estos, donde la puesta individual está al servicio del equipo los análisis personales parecen injustos, no obstante la evaluación que hacemos del buen rendimiento de los jugadores amarillos te la dejamos a continuación, en nuestro tradicional análisis 1×1:

Matías Cano (6,5)

Vuelve a ser uno de los puntos altos del equipo: al portero se le vio rápido de piernas tanto al salir a achicar como al salir jugando. En el primer tiempo, pese a ser poco exigido, cuando se le necesitó respondió con solidez y durante los pasajes del segundo tiempo que Wanderers más presionó, supo mantener su arco en cero.

Ramírez (6.3)

El defensa charrúa cerró otro buen partido, ya que se mostró rápido tanto al salir a la banda para las coberturas como en las recuperaciones de balón. El buen trabajo en defensa lo coronó con un excelente cabezazo que batió a Castellón desde pelota detenida. Durante el arranque del segundo tiempo fue clave en contener los ataques de Wanderers que creció con el ingresado calerano Farfán.

Daniel Vicencio (6.2)

El oriundo de la Provincia de Petorca comienza a recuperar el buen nivel que le conocemos. En esta jornada entregó solvencia en la última línea cuando era puesta a prueba, y cuando el equipo tenía la pelota se adelantó unos metros para ser la primera opción de pase para la salida armada, al punto que sólo erró en dos pases entregados durante todo el partido.

Víctor Morales (6.0)

Al igual que Ramírez, cerró un buen partido jugando como stopper cubriendo su posición y la del compañero se saga más cercano. Rara vez se le vio fuera de lugar, por lo cual cumplió de buena forma con lo encargado por el técnico a la hora de cerrar líneas y agruparse en defensa. Esta solidez en la zaga a futuro debe ser complementada con mayor claridad en la salida por banda, ya que abusar del pelotazo largo a la larga termina siendo ineficiente.

Gonzalo Rivas (6.0)

Lo bueno mostrado en el ingreso frente a Everton en el partido pasado lo pudo reafirmar contra los porteños, ya que se mostró sólido tanto en la marca como en la salida, terminando el partido con sólo 3 pases incompletos. La buena faceta en la recuperación de balón en tres cuartos de cancha dio como premio el segundo gol, que nació de una recuperación suya.

Braulio Leal (6.5)

Dueño de su puesto en el podio junto a Cano y Fiorina. Es el inamovible del equipo, el equilibrio dentro de las transiciones en el ataque y la defensa, con una buena pegada y una inteligente forma de manejar las acciones.

Queremos resaltar la buena dupla que ha realizado con el canterano Rivas, ya que hoy entre ambos alcanzaron cerca de un 90% de precisión en los pases entregados, tarea más que cumplida para los volantes centrales.

Rodrigo González (5.5)

El que jugaba como volante ofensivo y delantero en su formación sigue viéndose fuera de posición, y a pesar que gracias al agrupamiento colectivo pudo contener a Terans y Pavés por largos pasajes de la primera etapa, tuvo que ser reemplazado al comienzo del segundo tiempo para clausurar definitivamente los ataques de Wanderers que se cargaban por su sector.

En lo positivo, independientemente de no pasar al ataque en demasía, cumplió con su trabajo principal y contribuyo a la creación de juego y posesión desde la banda.

 Felipe Saavedra (6.0)

El que venía siendo figura destacada en los cotejos pasados cerró un correcto partido en lo global, ya que ganó indudablemente el duelo por su banda desarticulando la buena conexión que siempre muestra Wanderers por derecha con el “Torta” Opazo y Matías Fernández.

Boris Sagredo (6.3)

Durante el primer tiempo fue el principal agente armador de juego en las transiciones a la ofensiva del conjunto canario, y fue clave en algo que el equipo había carecido en todos los partidos anteriores: sumar profundidad a la posesión de balón, creando ocasiones claras de gol.

Este buen rendimiento en ofensiva lo complemento con sacrificio en la marca, desgaste que lo obligó a abandonar el campo en el segundo tiempo.

Gerson Martínez (5.7)

El “Chon” jugó como media punta acompañando a Fiorina, y cumplió parte de la labor encomendada ya que se conectó de buena forma con sus compañeros en la construcción del juego, retrocediendo al medio campo arrastrando marcas y aguantando el balón.

Su participación se resume con dos apreciaciones: tuvo una buena participación en lo colectivo que coronó con una asistencia, pero cerró los 90 minutos con la ausencia de remates al arco.

Alejandro Fiorina (6.8):

La figura del partido: Se matriculó con un doblete cuando el partido recién nacía, se mostró movedizo entrando y saliendo del área, participando tanto en la construcción como en la definición de la jugada. Un crack que extrañaremos en el partido frente a Antofagasta debido a su innecesaria expulsión.

Álvaro Césped (6.0)

Entró en el segundo tiempo para jugar por la banda derecha y así controlar las subidas del ingresado Farfán, lo que cumplió a cabalidad pese a no ser su posición natural.

John Santander (6.0)

Entró por Boris Sagredo a cumplir una tarea similar a la de Césped, su misión fue clausurar la banda izquierda del equipo y neutralizar los embates de Wanderers, que al inicio del segundo tiempo amenazaba con descontar. Mostró despliegue y cumplió su función.

Fuentes (-)

Ingresó en los 15 últimos minutos por un Fiorina que abandonó el campo por molestias en un dedo, y si bien ayudo en la tarea colectiva, el hecho de que el partido estuviera cerrado y fueran pocos los minutos disputados, hacen injusto cualquier análisis posible.

Comentarios al técnico:

Miguel Ramírez (6.0)

El dt que había tenido errores en los partidos pasados, en este cotejo supo adaptar el dibujo táctico ante las bajas y las cualidades del rival.

Planificó un partido en el que su escuadra neutralizó lo mejor del rival, su juego por las bandas que intentó hacerse constante, no dando frutos. Prescindió de la presión alta en campo rival, a diferencia de los partidos anteriores. En cambio, priorizó la reducción de espacios mediante el agrupamiento colectivo en terreno propio, lo cual impidió que Santiago Wanderers profundizará con facilidad. Además paró un equipo siempre corto, realizando contragolpes que fueron precisos y altamente contundentes.

Para trabajar durante la semana quedan aspectos como la baja intensidad en el segundo tiempo (tónica que se hace constante con los partidos pasados) y lo retrasado que defiende el equipo por ocasiones, ya que pese a todo el rival se creó ocho ocasiones inminentes de gol que no supieron aprovechar, algo que frente a rivales de mayor categoría se puede pagar caro.

Concluyendo, destacamos el alto porcentaje de precisión en los pases dados (81.5%) el porcentaje de duelos ganados (53,9%) y la posesión del balón (56%). Conceptos que deben permanecer en el próximo partido frente a Deportes Antofagasta.

Se resolvieron los errores que nos dejaron sin victorias en los primeros partidos, ahora como local hay seguir sumando de a tres.

 

 

 

 

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s