¿Qué le pasa a San Luis?

Futbol, Universidad de Concepcion vs San Luis.
Campeonato de Clausura 2016/17
El jugador de San Luis, Daniel Vicencio, derecha, disputa el balon con Cristian Munoz de Universidad de Concepcion durante el partido de primera division en el estadio Bicentenario Ester Roa en Concepcion, Chile.
10/03/2017
Dragomir Yankovic/Photosport*****
Football, Universidad de Concepcion vs San Luis.
Clousure Championship 2016/17
San Luis player Daniel Vicencio, right, battles for the ball against Universidad de Concepcion Cristian Munoz during the first division football match at the Bicentenario Ester Roa stadium in Concepcion, Chile.
10/03/2017
Dragomir Yankovic//Photosport

Revisa el análisis 1×1 de los rendimientos individuales de los jugadores del Canario que enfrentaron a la U de Concepción.

David Reyes (5.0): El portero mostró un mejor rendimiento que en el partido anterior, y pese a lo ingenuo que estuvo al cometer el penal en una jugada que se iba por la última línea, si no fuera por su actuación el equipo se habría traído una goleada mayor desde el sur. Junto con sus tapadas pudimos ver una mejor entrega de balón, sin tantos pases errados, por lo que esperamos que siga en esa senda, no obstante también debe mejorar la comunicación con la defensa, será fundamental para obtener mayor seguridad defensiva.

Sebastián Ramírez (3.5): Un partido bajo del charrúa en lo defensivo, ya que no fue relevante en la recuperación de balón o los cruces en los momentos precisos que el rival atacaba de contragolpe. Así mismo no estuvo atento a las coberturas y se le vio lento en cubrir los espacios gigantes que dejaba la línea de tres al fondo. Finalmente fue reemplazado por Ignacio Lara en el 59’ en un intento de cambiar el sistema táctico por parte del DT.

Daniel Vicencio (4.0): Al igual que sus compañeros del fondo se le vio desacomodado con la línea de tres centrales en los contragolpes de la U de Conce, y pese a que volvió a su puesto natural, también se le notó falto de ideas por gran parte del partido en el cual san Luis tenía la pelota y el rival se replegaba en terreno propio. En este sistema táctico, es la primera salida del equipo creando juego, y aquello lo lleva a tomar decisiones apresuradas y arriesgadas en la salida. Puntos a mejorar para el capitán.

Víctor Morales (3.5): Nuevamente pecó en abusar de los pelotazos largos enviados a la delantera, y además de la fragilidad defensiva y la lentitud en la marca, se le vio desconcentrado en uno de sus fuertes: el juego aéreo. Fue superado en los balones parados defensivos varias veces y Junto con Escobar perdieron la marca tontamente de Gustavo Mencia en la jugada del tercer gol, que terminó por desmoronar al equipo y hacer irremontable el partido. A favor del parafina podemos decir que tuvo un remate interesante que Muñoz tapa en el segundo tiempo.

Gonzalo Rivas (4.0): Hasta ahora no ha logrado cuajar ninguna actuación como las que nos tenía acostumbrado durante el campeonato pasado, y precisamente en estos dos últimos encuentros se le ha visto desmotivado y cansado por grandes pasajes del juego, falto de velocidad en llegar a la marca y sin ambición en la creación de juego al igual que el resto del equipo. Aperturas hacia los costados que terminan por hacer predecible e inerte la posesión de balón.

Braulio Leal (4.5): Flojo partido de Braulio, precisamente porque de él esperamos el repunte del equipo cuando se ve superado en el marcador. Tal como en otros partidos, cerró su actuación con buenos números, errando pocos pases y ayudando en lo defensivo, no obstante, los rivales se están acostumbrando a la forma de jugar de los canarios: una creación de juego basada en la posesión escasa de profundidad. En los momentos que San Luis más tuvo el balón, se cargó hacia el sector derecho, lo que terminó por hacer recurrente las aproximaciones, y fácil de controlar para el rival.

Rodrigo González (3.5): El volante que las viene haciendo de lateral por pedido del dt, nuevamente cerró un partido bajísimo, en el cual le ganaron la banda permanentemente y al mismo tiempo no creó peligro, mostrando la falta del manejo en los requerimientos que implica el puesto. Ejemplo de esto es que los 14 pases entregados fueron siempre apoyos hacia atrás a algún compañero. En el minuto 68’ finalmente fue reemplazado.

Felipe Saavedra (4.0): El 24 no tuvo mayor presión por su banda durante el partido ya que los ataques del rival se cargaron permanentemente por la banda derecha de los canarios, no obstante aquella libertad no la supo plasmar en peligro en ataque. El pipe desbordó poco y nada, no pudo levantar centros haca una delantera que se le vio completamente cortada del equipo, y sus pases terminaron por quedarse en la línea central del campo, contribuyendo en la falta de profundidad final.

Boris Sagredo (5.0): Fue el único que mostró ganas y resto físico corriendo los noventa minutos en la búsqueda de algún descuento. En lo defensivo contribuyo a la recuperación del balón en la banda derecha, lugar por el cual se cargó el juego gran parte del cotejo, y por donde peor se veía el conjunto Sanluisino. Este ida y vuelta lo complemento con movilidad por el frente de ataque, no obstante la falta de ideas en sus compañeros impidió que se transformará en mayor profundidad. Debe mejorar los centros desde pelota quieta, ya que en varias ocasiones se quedaron cortos, y este es un recurso que en partidos como este deben ser aprovechados sí o sí.

Carlos Escobar (4.3): El 9 tuvo que bajar a volantear obligatoriamente para poder encontrarse con el balón. Todos sus pases exitosos fueron en medio terreno apoyándose en un compañero, lo que le restó posibilidades de ser incidente en área. Se le vio deficiente en el control orientado de balón, lo que le impidió progresar en ofensiva y perder pelotas ante la presión del rival. La ocasión de gol que tuvo fue un cabezazo que dio en el horizontal tras un centro desde pelota detenida, lo que da cuenta de lo cortada que estuvo la delantera del resto del equipo durante todo el partido.

Alejandro Fiorina (3.5): Partido discretísimo del flaco, estuvo tibio en el penal perdido, se le vio distraído, permanentemente molesto y cansado. Salió a fines del primer tiempo producto de una lesión en la rodilla.

Los que entraron:

Juan Pablo Gómez (4.5): Entró a fines del primer tiempo y a los dos minutos recibió una tarjeta amarilla. Pese a aquello, supo controlar los contragolpes que se cargaban por su sector y otorgó mayor contención a lo realizado por González en defensa. En ofensiva no supo ser punzante, desbordó poco y los centros enviados no fueron exitosos.

Johan Fuentes (2.5): Un fantasma en la cancha, con pocas intervenciones en los minutos que le tocó disputar. Es uno de los jugadores que se le exige mayor compromiso con la camiseta, ya que el público canario aun espera ver al volante que era referente en Cobresal y que llegaba con grandes pergaminos a Quillota.

Ignacio Lara (4.6): El talquino entró en el minuto 59’ en reemplazo de Sebastián Ramírez, lo que implicó un cambio en la táctica del equipo, pasando a jugar definitivamente con línea de 4 al fondo. Al igual que el Pipe Saavedra, no tuvo mayor exigencia por su banda, pero aquello no lo supo plasmar en pasadas en ataque para dar mayor dinamismo al juego.

Comentarios al técnico:

Miguel Ramírez (3.0):  El DT mostró nuevamente una mala lectura de los partidos, una falta de reacción a la hora de reestructurar el equipo cuando más mal se le ve, y una incapacidad de motivar un plantel que se le ve mal anímicamente ante, durante y post partidos.
No dudamos que los conceptos que intenta plasmar en la cancha están más que aprendidos, ejemplo de aquello son los números con los cuales el equipo termina todos sus partidos: Altos porcentajes de posesión de balón (65.1% en esta oportunidad); Altos porcentajes de éxito en los pases entregados tanto en terreno propio como terreno contrario (entre el 75% y el 80% permanentemente); Alto porcentaje de duelos ganados, aperturas a las bandas y centros enviados. No obstante, estos elementos maquillan actuaciones que están más caracterizadas por una fragilidad en defensa, que ha estado presente durante todo lo que va de campeonato, y que se ha hecho más notorio con las últimas dos goleadas estrepitosas frente a rivales directos.
El equipo vuelve a demostrar que no sabe dar respuesta a los equipos que le realizan presión en su salida, y que cuando se ve en desventaja no muestra reacción para igualar las instancias con vértigo en ofensiva, sino que pone sus esfuerzos en manejar el duelo y mantener el resultado sin encajar más goles en contra.
De ahora en más se necesitan cambios, nuevos sistemas tácticos que se adecuen a las características del plantel, ya que ante las ausencias obligatorias de la oncena ideal se deben sacar los partidos adelante cueste lo que cueste, para así mantener la categoría.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s