Parejito

San Luis rescató un punto casi en los descuentos el pasado viernes,  revisa las notas de los jugadores que enfrentaron a  Palestino  en nuestro tradicional 1×1.

Matías Cano (5.5) El portero titular, que regresó tras una lesión que lo dejo fuera los últimos partidos, volvió mostrando la faceta que nos tiene acostumbrado, un buen juego con los pies que hace gala de su buena técnica. Pocas veces arriesgó con pelotazos largos y estuvo rápido a salir a achicar frente a los delanteros rivales. Si bien 2 de los tres tiros a puerta de Palestino fueron gol, no tuvo responsabilidad en ninguno de los dos goles.

Víctor Morales (6.0) Mostró garra, empuje y temperamento cuando al equipo se le venía la noche con los dos goles convertidos por el rival en los minutos finales. Jugando prácticamente como un segundo centro delantero, convirtió el descuento y el empate, saliendo del partido como la figura indiscutida. En lo defensivo debe mejorar la velocidad para salir a cubrir los espacios que se generan a la espalda del lateral.

Daniel Vicencio (5.0) Daniel estuvo atento a la función principal encargada por el DT, ya como último hombre supo resolver de buena manera frente a los espacios que se creaban en defensa cuando Morales o Ramírez quedaban desacomodados en el retroceso. La entrega de balón era algo en deuda en los partidos anteriores, pero en este duelo los errores no existieron, ya que tuvo un 93% de precisión en los pases entregados.

Sebastián Ramírez (4.5) El uruguayo sigue sin consolidarse como inamovible en la defensa. Al stopper por derecha se le notó lento en los primeros minutos del partido, desatento a cubrir la espalda de Gómez cuando se proyectaba, mal en las coberturas y desatento al salir a la banda y después recuperar  su posición. En varias ocasiones se le vio exigido en marcar a Leonardo Valencia, quien era el jugador rival más punzante que tenían los Árabes en ataque. Las dudas defensivas las compensó con mayor participación en ataque en el segundo tiempo, participación que consolidó con una buena asistencia para el gol del empate.

Juan Pablo Gómez (4.5) Pese a los pocos minutos que ha disputado durante el torneo, en el inicio trató de aprovechar su oportunidad pasando permanentemente al ataque con vértigo y ambición. No obstante, el rival se cargó por su banda durante todo el primer tiempo, ante lo cual las ocasiones de peligro pasaron por desatenciones suyas obligadamente. Sufrió en la marca frente a Valencia, y con el pasar del partido le costó el ida y vuelta, quedando fuera de posición en reiteradas veces.  Finalmente fue reemplazado cuando restaban 10 minutos del fin del partido, por su rival en el puesto Rodrigo González.

Gonzalo Rivas (4.5) Es uno de los jugadores que más ha sufrido con el esquema usado por el DT últimamente. Se le nota muy solo en el medio campo, teniendo que realizar un amplio despliegue físico para cubrir gran cantidad de espacio cuando hay que recuperar el balón. Esto provoca que en reiteradas ocasiones llegue tarde a la marca y termine cometiendo foul, por ejemplo, frente a palestino fue quien cometió un cuarto de las faltas totales del equipo. Extraña la presencia de otro volante mixto con más quite que Leal.

Braulio Leal (5.0): El jugador con el rendimiento más parejo de la oncena titular en lo que va de campeonato cerró otro buen partido, en donde sin brillar es el más importante en la creación de juego, conectándose con sus compañeros por todo el frente del ataque. Si bien entregó una asistencia que pudo haber sido mejor aprovechada por Escobar en la primera mitad, en este esquema se espera que sea más punzante y vertical, cualidad no natural en él, por lo que en grandes pasajes del partido la posesión carece de profundidad.

Felipe Saaveda (5.8) El lateral volante por izquierda cerró un buen partido, posicionándose como un agente permanente de riesgo para el equipo, ya que  pasó persistentemente al ataque, en ocasiones buscando romper con la  línea del offside para ganar línea de fondo y centrar. La poca exigencia que tuvo por su banda le permitió errar pocos pases en proporción a los entregados, y ayudar así a la construcción de la posesión desde la banda. No obstante, debe mejorar la concentración en defensa, ya que el 2do gol nació tras perder la marca de Ángel Melo. Así también debe mejorar los centros,  ya que de los 11 entregados sólo uno llegó a un compañero.

Boris Sagredo (4.5) El que es llamado a entregar el pase final en las jugadas no apareció, y si bien mostró despliegue al recorrer todo el terreno rival, todos sus pases exitosos fueron siempre al costado o hacia atrás. En definitiva, se le vio poco incisivo, mostrando su mejor faceta al cargarse por derecha intentando triangular con Gómez y Escobar, conexiones que no fueron suficientes, y se quedaron lejos de la portería rival o terminaron en centros por compromiso.

Gerson Martínez (4.0) Un bajo partido del Chon, lento, sin ambición, le ganaron pelotas fácilmente en los duelos con los rivales y en  pelotas divididas,  no fue factor en la recuperación de pelota ni en lo ofensivo, ya que nuevamente termina un partido sin probar a portería. Se le ve claramente incomodo en la posición que le toca ocupar en este esquema,  en donde se ve obligado a retroceder en demasía para construir la jugada.

Carlos Escobar (5.3) El delantero centro tuvo dos ocasiones de gol en el primer tiempo, las cuales pudieron haber cambiado el desarrollo del juego. Se le vio movedizo en búsqueda del área rival, se apoyó constantemente con sus compañeros,  y retrocedió a buscar el balón cuando palestino emparejaba la posesión del balón.

 

Los que entraron:

Rodrigo González (.) Su entrada permitió que el equipo tuviera nuevos aires por la banda derecha. No obstante los pocos minutos jugados hacen injusta una calificación a su participación en el partido.

 

Comentarios al DT  (3.0)

El equipo sigue sin encontrar solución a la falta de claridad en los metros finales cuando debe terminar la jugada, y se mantienen las desatenciones defensivas que lo han llevado a perder categóricamente los últimos partidos.

En esta oportunidad solo las individualidades salvaron al conjunto canario de sumar una nueva derrota en el campeonato clausura, complicándolo en la sumatoria anual. Pero al mismo tiempo, son muchos los rendimientos individuales que han bajado en comparación al torneo anterior: jugadores que se ven fuera de posición, baja anímica, nerviosismo y poca convicción son aspectos que se repiten y acrecientan cada fin de semana.

Este receso por las clasificatorias será un momento de reflexión para el cuerpo técnico, que tendrá que decidir entre adaptar el plantel a un esquema definido, o probar con nuevas fórmulas que plasmen de mejor manera la idea del equipo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s