El estratega más cotizado

Las buenas actuaciones con San Luis, hacen de Miguel Ramirez el técnico más cotizado del momento, sonando insistentemente en las bancas de Colo Colo y Universidad Católica.

“Cheito” está preparado para dar el salto a un equipo grande, al menos eso es lo que ha manifestado en una serie de entrevistas en las últimas semanas, en las cuales se le llama como el sucesor en caso de que Pablo Guede o Mario Salas sean destituidos de sus cargos.

Si bien, ha manifestado que respetará su vinculo contractual con el cuadro canario, la existencia de una clausula a fines de temporada, podría precipitar la salida de Ramirez, ante la insistencia de la grúa de un equipo grande.

En una entrevista en extenso con La Tercera, Miguel habló claro y tendido sobre sus objetivos como Director Técnico, la identidad que tiene con San Luis de Quillota, su paso por Colo Colo y la UC, y su nobel carrera como técnico.

A continuación, las frases más destacadas:

¿Cuál es es la identidad de San Luis?
Ser protagonistas, ser un equipo corto, que siempre está presionando en campo contrario. Cada uno de nuestros controles es hacia arriba para intentar hacer daño. Tenemos vocaciones ofensivas en todas las líneas. Nuestros achiques, cuando perdemos la pelota, son hacia arriba y no hacia atrás. San Luis no especula. Mi actitud de vida es siempre ir hacia adelante, querer crecer, mejorar, lograrlo todo, ser proactivo y vivir el día a día con pasión. Busco generar eso en los jugadores.

Dentro de esa ambición de crecer y mejorar, ¿está el deseo de dirigir un equipo grande?
En el futuro, lógico, como todos los entrenadores, pero eso es el futuro. Estoy convencido de que el presente va a marcar mi futuro. Si ahora andas bien, lógicamente en un futuro cercano o lejano llegas a cumplir los objetivos, pero el presente es San Luis y es aquí donde quiero dejar huella. Hemos podido mantener al equipo en Primera División y ahora el objetivo es meterlo en un torneo internacional. Lo que pase en el futuro da lo mismo. He tenido opciones de dirigir en el extranjero, pero el foco lo tengo bien clarito. Sé lo que quiero, los pasos que he ido dando y el camino que estoy recorriendo. Nada ni nadie me sacará del foco.

¿Hasta cuándo tiene contrato?
Hasta diciembre de 2018.

¿Con cláusula de salida?
Sí, tengo cláusula de salida, pero no es lo más importante. Lo más importante es poder cumplir con los plazos y los objetivos que nos hemos planteado en San Luis.

Miguel-Ramirez-820x385.jpg
Pablo Guede y el que podría ser su reemplazante en el futuro, Miguel Ramirez.

¿Está usted preparado para dirigir un equipo grande?
Estoy preparado para las altas exigencias, para darme cuenta de que a San Luis lo miran con otros ojos. Ya no nos ven como equipo chico, nos ven como equipo fuerte. Ahora me tengo que preparar porque cada vez que venga un equipo a jugar a Quillota no va a ser fácil. Va a ser como lo fue con Wanderers o la U, que perdió toda identidad para jugarnos de una forma totalmente distinta. Nos jugaron de chico a grande, esperándonos y saliendo de contra.

¿Cómo se maneja un camarín “cabrón”, de pesos pesados?
Todos los entrenadores tenemos nuestra forma de liderar. Acá en San Luis, mi liderazgo es democrático autoritario. En el fondo, a mi cuerpo técnico le permito compartir su opinión y le exijo darme respuestas de lo que sucede, pero el que toma la decisión final soy yo. Con los jugadores pasa lo mismo. Los hago participar, pero el que decide soy yo. Siempre busco lo mejor para el equipo. Para mí no hay nadie más importante que el equipo. Somos exigentes, porque creo que es la única forma de llegar al éxito.

¿Es más colocolino o cruzado?
Crecí y me formaron en Colo Colo. Fui formado en casa primero por mis padres, por la pasión que me mostraba mi papá, por el sacrificio que le veía cuando se iba a trabajar y lo que se exigió para llevarnos la comida a casa. Soy de Lo Prado. Venimos de un estrato social medio bajo y mi papá se pelaba el lomo para tenernos a todos bien. Después me fui puliendo en Colo Colo con su mística, su garra. Los técnicos que te nombré me implantaron ese espíritu guerrero. Esa pasión que uno trae desde la casa la va forjando en el tiempo. Creo que eso es lo que me caracteriza y lo que más me gusta, esa pasión. Por ser formado ahí siempre fui de Colo Colo, pero viví momentos maravillosos con los dos, conocí gente súper rica, jugada. Tuve la posibilidad de estar con gente que también viene de situaciones muy parecidas a la de uno y que fueron, son y serán ídolos en Católica, como Mario Lepe. Aprendí a conocer la idiosincrasia del jugador de Católica y pude convivir con ella y entregar mi granito de arena para tener logros. Soy un eterno agradecido de esas dos instituciones.

Así es Miguel Ramirez, un técnico entregado, y que por sus buenos resultados con nuestro canario, quizás logremos disfrutar menos tiempo del estipulado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s