Tortazo en la cara

San Luis dejó atrás la irregularidad para caer definitivamente en una mala racha tras su visita a la Séptima Región  donde se vio maniatado los 90 minutos por un aplicado Curicó Unido.

El canario se aleja del sueño internacional, pese a que los puestos de clasificación  aún están matemáticamente cerca, futbolísticamente hoy parece casi una utopía llegar a jugar en el extranjero y este sábado quedó demostrado otra vez. El rival necesitaba los puntos para escapar del fondo de la tabla y esto se notó desde el minuto 1 que bajo la lluvia curicana se vio que tan solo un equipo tenía ganas de ganar, todo el partido se jugó al ritmo de Curicó que pese a sus limitaciones, propias de un club recién ascendido, se las ingeniaba para generar peligro en el arco de González, a los 27 minutos los de la franja avisaban con un globito que se fue desviado por poco.
A los 38 del primer tiempo vino la apertura de la cuenta, tras un lateral en el que Ramírez no logra ganar de cabeza un jugador curicano centra para que Ábalos solo la deba empujar y decretar el 1-0. Los errores defensivos que se repiten una y otra vez generando goles en la puerta canaria.

Así se fueron al descanso, con un Curicó en ventaja frente a San Luis que prácticamente no remató al arco.

La segunda mitad comenzó igual que la primera, Curicó cerca de aumentar la ventaja, tanto que a los 52 minutos Gauna a un par de metros del arco envía su remate al poste, nos salvábamos y seguíamos sin reaccionar, con el correr de los minutos Curicó le cedió iniciativa al canario que se arrimaba en territorio tortero y que recién a los 61 minutos probó a Deschamps con un cabezazo de Opazo que fue bien controlado por el portero, tras esto vino la polémica cuando el juez Hermosilla se come un penal sobre Gerson Martínez. Luego a los 79 pudo caer la lápida con un cabezazo de Gauna que pasó cerca. San Luis iba hacia adelante con muchas ganas, poco fútbol y poco orden.
A los 84 vino la guinda de la torta cuando Gabriel Díaz se ganaba la segunda amarilla por una patada evitable, la expulsión vino a cerrar un pésimo partido que se termina perdiendo por la cuenta mínima pero que pudo haber sido peor.

Consumada la derrota las  preguntas que nos hacemos todos son ¿Qué le pasa a San Luis? Y ¿A qué juega San Luis?
un par de meses atrás el técnico definía en una entrevista televisiva –de esas que tanto le ha gustado dar en el último tiempo al profe- a este San Luis como un equipo “intenso” y sí en ese momento San Luis era un equipo compacto, intenso, que presionaba, recuperaba e iba al frente con ideas.
Pero algunos partidos después de eso poco y nada queda, hoy vemos a un San Luis que solo corre, pero no sabe para qué, le cuesta recuperar balones, cae constantemente en el juego brusco, no genera peligro en el arco rival, en los últimos partidos prácticamente no ha pateado al arco, a lo que se le suma que el técnico no tiene un plan B aparte de jugar por las bandas con centros pésimamente ejecutados, con el correr de los minutos el equipo termina partiéndose y no es raro ver a Mauro Caballero totalmente aislado del resto de sus compañeros y pese a que el paraguayo no da ningún balón por perdido es difícil que genere riesgo teniendo que hacer todo solo. Y en defensa la cosa no mejora, estando en la fecha 11 aún no hay una dupla de centrales consolidada.

Lo que viene ahora es una tarea no menor ya que en la próxima fecha el elenco amarillo se traslada a San Carlos de Apoquindo para enfrentar a la Universidad Católica de Mario Salas que hace rato viene en crisis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s