Un año mas

San Luis se trasladó al barrio alto para enfrentar a Universidad Católica, y el hecho de que los cruzados no están en su mejor momento acrecentaba más la tensión previa al partido ya que la tónica de este torneo ha sido caer con los del fondo de la tabla (Curicó y Wanderers) afortunadamente el canario sacó la tarea adelante.

De visita en San Carlos nos ha costado bastante últimamente desde aquella triste noche frente a Barnechea que el canario solo ha sacado derrotas desde ese recinto, cuando más cerca estuvo de traer puntos fue en febrero de este año en un encuentro en el que la UC necesitó algo de ayuda arbitral para vencer al santo con un penal más que dudoso.

Para este partido el técnico Miguel Ramírez tenía que armar un complicado rompecabezas,  partiendo por la pareja de centrales titular que no estaban disponibles por suspensión, a ellos se sumaban las ausencias de Rojas, Césped, Saavedra y Gerson Martínez por diversas lesiones. Por este motivo el técnico tuvo que echar mano incluso a algunos que -como señalan muy buenas fuentes- estaban en el congelador, como Ignacio Lara y Ronald Escobar.

El encuentro comenzó con bastante intensidad de ambas partes, San Luis parecía corregir todos los errores de fechas anteriores, se veía mejor parado en defensa y pese a no manejar el trámite del partido lograba hilar mejores jugadas de futbol asociado que las vistas en encuentros anteriores donde muchas veces no metía 3 pases seguidos.
A la media hora vino el primer aviso de San Luis, Flores cabecea tras un córner y el balón pasó cerquita del pórtico de Toselli y de ahí en más se animó el Santo y fue al frente con todo pillando sorprendida a la UC que constantemente debía cortar con falta los ataques amarillos. Terminando el primer tiempo vino la preocupación, en media cancha Leal choca con un cruzado en el aire y al caer el 2 canario se partió un labio y debió ser reemplazado por Pablo Ruiz, afortunadamente la lesión de Braulio Leal solo requerirá sutura lo que seguramente le va a permitir estar este fin de semana en el amistoso.
Se acababa ya la primera parte y vino el grito de gol, Sepúlveda centra a la cabeza de Caballero y este como buen paraguayo no perdonó con el cabezazo, gran premio para uno que nunca bajó su nivel en las fechas pasadas.

La segunda mitad comenzó con San Luis apostando a cerrarse atrás y salir rápido sobre todo por la izquierda a través de un movedizo Lara que seguía complicando a los cruzados del fondo. A los 15 del complemento vino la preocupación cuando Andaur le mostró la segunda amarilla a Esteban Flores por una falta que merecía tarjeta, tocaba aguantar media hora con uno menos atrás, al igual que en el partido contra Antofagasta Miguel Ramírez optó por retroceder a Saavedra en lugar de hacer entrar a alguien con características de central, con la expulsión San Luis comenzó a intentar manejar los tiempos, tanto que a los 72 el Nacho González vio la amarilla por demorar cuando más cerca estaba el empate de los de la franja que entre los 70 y los 75 tuvo tres ocasiones claras pero la pelota siempre caprichosa se negaba a entrar,  la gente de la franja se desesperaba y cada cierto tiempo cantaba pidiendo la salida de su técnico por creer que él es el responsable de la mala campaña, esos cánticos se intensificaron cuando a los 78 minutos Caballero la dejó chiquitita en el área y asistió a Riascos quien decretó el 2-0, el mejor debut posible para el juvenil colombiano, al que seguramente poco le importará haber adelantado de marcar el gol que esperamos sea el primero de muchos más gritos del cafetero con la camiseta amarilla.

El 2-0 fue la lápida al resultado, noqueó a la UC y vino a premiar a un San Luis que hizo el partido que había que hacer, porque así es como un equipo chico debe ir a jugar donde los grandes, parándose bien atrás y tratando de capitalizar las oportunidades que se genera en lugar de salir a intentar entrar en el “combo y combo” como lo que mostró el canario en otras ocasiones frente a clubes grandes de visita.

Este triunfo sirve para descomprimir el ambiente, para trabajar más tranquilos aprovechando el largo receso de noviembre por la fecha FIFA y las elecciones. Pero lo más importante que dejó este partido es que al sumar los tres puntos el Santo asegura su permanencia en Primera División por una temporada más y con esto ya serán 3 temporadas consecutivas en las que el canario se mide con los mejores del fútbol chileno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s