Caminando por la cornisa

San Luis viajó a Sausalito con la misión de sacudirse de dos derrotas consecutivas –frente a la U y Palestino- pero más importante aún, el canario tenía la obligación de hacer un papel más digno que en esos dos partidos, donde mostró poco y nada a  excepción de una infinidad de centros levantados por compromiso.


Pocos segundos después de las 20 horas el impresentable juez Piero Maza dio el pitazo inicial, mientras algunos aún se seguían acomodando en sus asientos y otros se encomendaban pidiendo un buen partido del canario vino la apertura de la cuenta. No iba ni un minuto y Patricio Rubio ya había clavado el balón en el arco canario tras una desinteligencia defensiva por el sector izquierdo del ataque.
Tras el gol San Luis fue al ataque y a los 4 minutos Bravo sacó un remate que el meta evertoniano manoteó evitando que se colara en un ángulo, parecía que el canario iba a reaccionar pero no, ocurrió todo lo contrario, cada vez que Everton  cruzaba mitad de cancha generaba peligro, la banda izquierda de la defensa quillotana fue un pasadizo, cada vez que los ruleteros quisieron desbordar lo lograron.
Los ruleteros pudieron aumentar a los 10’ del primer tiempo pero el remate de Juan Cuevas fue repelido en la línea de gol por un defensa amarillo.

A los 29′ vino un blooper digno de los tres chiflados, tiro libre en zona de ataque favorable para San Luis, pero ninguno de los dos ejecutantes se hizo cargo de patear, una desinteligencia que era el fiel reflejo de lo que se estaba mostrando en la cancha, un equipo que simplemente no sabía qué hacer.

A los 35′ y 37′ se pudo ampliar la ventaja con remates de Suarez y Rubio, el primero se fue desviado y en el segundo Ignacio González ahogó el grito de gol viñamarino,  San Luis hacía agua y lo mejor que podía pasar era que terminara el primer tiempo.

Se fueron al descanso con la mínima ventaja para el local, ventaja que no le hacía justicia a lo visto en el césped pero que mantenía con vida a un San Luis que no logró despertar en 45 minutos.

Para la segunda parte Ramírez se la jugó con los tres cambios juntos, ingresaron Martínez, Lara y Caballero buscando cambiarle la cara al canario.

El complemento empezó igual que la primera parte, en el minuto 50 el Nacho González estuvo soberbio para evitar el gol, era ya la cuarta atajada de gol del meta canario que ha jugado un rol preponderante en las últimas semanas, evitando que las derrotas sean aún más abultadas.

A los 54′ vino la primera jugada de riesgo para San Luis en mucho rato, centro de Egaña y el Chon Martínez que con un esquinado cabezazo vence la débil resistencia de Figueroa y decreta el empate, “los goles se hacen y no se merecen” decían algunos en Sausalito, porque Everton merecía una ventaja más amplia, pero el gol lo anotaba el Santo que había hecho poco y nada para igualar el partido.

El empate hizo que el partido que era de un solo lado pasara a convertirse en un encuentro vibrante con posibilidades para ambos, el local sintió el gol y se desordenó y San Luis aprovechaba eso y mostró cosas interesantes por un lapso de 15 minutos.
Corrían 70 minutos y al Santo le empezó a gustar el puntito que estaba rescatando, se echó atrás y le quitó un poco de ritmo al ataque, gran error, el local despertó y fue empujando al canario cada vez más atrás.
Todo se puso cuesta arriba cuando a los 80′ Ronald González vio la segunda amarilla, tocaba aguantar el empate con uno menos,  diez minutos más descuentos, una eternidad lo que faltaba para que se acabara el partido.

En el minuto 87 vino el balde de agua fría, Vicencio se quedó dormido habilitando a absolutamente todos y Patricio Rubio recibe solo un pase entre líneas  y marca su segundo personal, resultado merecido para los que más lo buscaron.

Esta derrota deja a San Luis cerca del fondo de la tabla con tan solo 4 unidades sobre un total de 15 posibles, pero lo más preocupante es lo visto en cancha, un equipo totalmente perdido, que no hace más que levantar centros esperando que Carlos Escobar, el otrora patrón del gol la eche adentro o apostando a una patriada de Mauro Caballero.

Foto: Captura de pantalla CDF

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s