1×1: nada que celebrar

Revisa las notas de los que se presentaron en el 2-1 en contra, en donde Everton nos hizo precio.

Ignacio González (6.0): El Nacho es casi lo único rescatable de este San Luis de las últimas 3 fechas. Sus buenos reflejos y tremendos achiques nos han salvado de un ridículo mayor. Además, ha suplido las malas coberturas de los centrales atreviéndose a salir de su área a despejar.

 

Rodrigo González (4.0): No defendió para nada mal, pero no entregó profundidad al equipo. No es que sea Cafú en condiciones normales, pero desde el bailé que se comió de parte de Jean Beausejour en el partido contra la U, no es el mismo.

 

José Rojas (5.0): Fue el mejor de la zaga canaria. Últimamente ha estado más sólido y enchufado en el partido. Sin embargo, necesita de alguien más rápido no solo de piernas, sino que de mente, a su lado. De todas formas, se nota que lo tienen entusiasmado los tiempos mejores.

 

Daniel Vicencio (3.0): Desordenado como las incursiones nocturnas del fotógrafo de este medio. En el primer gol no llegó a la cobertura del jugador que se descolgó para centrar. En el segundo, habilitaba hasta a mi abuelita. Comenzó la temporada desde la banca, entró para suplir al lesionado Robles y su titularidad no se justifica. Mal.

 

Kevin Egaña (3.5): Intrascendente. No defendió mucho y tampoco se atrevió a pasar. Su juego fu distinto al de otros partidos, quizá por decisión técnica.

 

Camilo Moya (5.0): Algo hizo, pero se le vio más solo que el cuidador del faro más austral de esta larga franja de injusticias llamada Chile. No pudo complementarse con Gonzalo Sepúlveda, de horrible cometido.

 

Gonzalo Sepúlveda (3.0): ¿Entró en la cancha o su nombre estaba en la plantilla inicial solo para completar los 11? El Chepo deambuló sin trascendencia por el mediocampo.

 

Ronald González (4.5): Uno de los pocos que mostró ganas de jugar y de empujar el equipo adelante. Guapeó y trató de meter pases a una delantera que andaba en otra.

 

Christian Bravo (): Corrió, corrió, corrió. Marcó menos que Tribuna Pinto FC.

 

Carlos Escobar (3.5): El Patrón del Gol llegó desde la UdeC precedido de un impresionante récord de 0 (cero, huevito, nada) goles en la temporada pasada. No controla y cabecea blandito casi siempre. Al parecer los promisorios número seguirán en lo mismo.

 

Boris Sagredo (4.0): San Luis es distinto cuando Boris está prendido, lástima que el pasado viernes no fue la oportunidad.

 

Los que entraron:

 

Mauro Caballero (5.0): Peleó y guapeó, pero la insistencia del DT de jugar por las bandas hace que nadie se encargue de abastecerlo de balones con ventaja, que es el expediente que mejor aprovecha el Príncipe Guaraní.

 

Gerson Martínez (5.5): No será el mejor técnicamente hablando ni estará en la mejor forma física, pero aportó de forma inteligente con algo que San Luis no veía hace dos partidos: el gol. Jugó con entrega, como hincha.

 

Ignacio Lara (5.0): Su ingreso hizo que la banda cobrara vida. Sin embargo no alcanzó para rescatar algún punto desde Sausalito.

 

Miguel Ramírez (DT): Está mareado, de otra forma no se explica su expulsión ni su choreza al responder a la prensa que le pregunta si es que hay una crisis interna en el camarín. Reconoció que había un problema psicológico a sus dirigidos, y dijo que el cambio de planteamiento los había hecho levantar en el segundo tiempo. Lo cierto es que Cheíto no muestra autocrítica, y mucho menos un plan B cuando los 51 centros por partido (quizá cuántos conectados) no le resultan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s