Intensión e intención

San Luis enfrentó a Colo-Colo esperando cortar definitivamente la pésima racha que venía arrastrando hace más de dos meses y los quillotanos lograron sacar la tarea adelante pese a un grosero error arbitral que marcó el trámite del encuentro.

El canario saltó al césped sintético de calle Bulnes con varias modificaciones en el XI titular, Moya y Lara volvían a jugar desde el minuto 1.
El encuentro comenzó con la intensidad que caracteriza a San Luis, sin embargo se veía un cambio, el equipo no estaba corriendo por correr, manejaba la pelota, formaba sociedades en mediocampo, principalmente en los pies de Compagnucci que tomaba las banderas para ir al frente.
Sin embargo el rival tuvo la primera opción para ponerse en ventaja cuando un cabezazo de Rivero se fue desviado por poco a los 6 del 1T. 10 minutos más tarde reaccionó San Luis por el mismo expediente, ahora  Escobar fallaba por poco.
Tras esto el partido se volvió más áspero y San Luis se fue cargando de amarillas, el juego era más trabado y por momentos se notaba el nerviosismo en ambos elencos que durante breves pasajes parecían estar jugando a no cometer errores.

A los 24 vino la más clara para la visita cuando un error en el mediocampo amarillo le entregó la pelota a Valdivia que dejó solo a Rivero frente a González,  nada hubiera podido hacer el Nacho frente al remate del charrúa que se fue pegado al vertical derecho.
Al descanso se fueron sin goles pero con un San Luis que tenía cortados los circuitos del rival, que se las ingeniaba para crear peligro fundamentalmente gracias a individualidades.

En la segunda mitad Ramírez mandó a la cancha a Sagredo en lugar de Martínez que debió ir al sacrificio en la primera parte jugando en la zona de volantes.
El canario tras el descanso entendió que el rival jugaba nervioso y decidió tomar la iniciativa y buscar el gol que llegaría a los 60 minutos cuando Lara desde la izquierda vencía a Orión.

Mientras todos los canarios en la cancha y en las tribunas festejaban la conquista de Lara vino la vergüenza, el cuarto árbitro Francisco Gilabert vio en un monitor la repetición –algo que no está permitido-  y llamó al juez principal Piero Maza –que como todos sabemos es de los peores de la Primera División- para informar de una supuesta posición de adelanto en la jugada del gol, efectivamente el jugador estaba adelantado pero no participaba en ningún momento de la jugada, sin embargo y frente a los exacerbados reclamos de todos los visitantes el juez decidió anular el gol de Lara, tres minutos después.
Otro papelón del arbitraje chileno.

Parecía que esta injusticia iba a sacar del partido a los canarios que en los minutos siguientes abusaron de la pierna fuerte y de los reclamos.

A los 65 minutos entró Esteban Paredes a la cancha y fue quien más peligro generó en el arco amarillo, incluso a los 82 clavó un cabezazo limpio que se metió en el arco de González, afortunadamente el segundo asistente vio que el 7 de Colo-Colo estaba en evidente posición de adelanto e invalidó la anotación.

El partido ya terminaba, se jugaban los 6 minutos de descuento cuando vino la explosión, jugada por el sector derecho que termina con Boris Sagredo controlando de frente al arco y rematando de derecha.

Era el 1-0, era el desahogo y era el justo premio para un San Luis que merecía tener un gol en su cuenta pero que otra vez estaba siendo “saqueado” por un juez.

Con este triunfo San Luis toma un poco de aire y se ubica en la 11ª posición con 8 puntos, a la espera de un partido vital frente a Audax Italiano.

El podio:

  • Lucio Compagnucci: el argentino se comió el mediocampo, importante tanto para crear como para recuperar. El 29 totalizó cuatro recuperaciones, 11 pases fallados y 32 correctos. Esperamos que el trasandino vaya encontrando la regularidad que necesita.
  • Ignacio González: lo del Nacho ya no es sorpresa ni casualidad, el portero otra vez tuvo una actuación soberbia y esta vez logró mantener el arco en cero, con tapadas que eran jugadas de gol clarísimas, terminó con un total de 4 paradas entre los postes.
  • Gonzalo Sepúlveda: es el polifuncional de San Luis a veces de volante y otras de defensa, este domingo le tocó ir de libero en la cuestionada línea de tres defensas y el Chepo fue un patrón en el fondo. Tuvo 23 pases correctos y falló solo cuatro, quitó 6 balones y estuvo en 4 intercepciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s