El Canario dio cara en Coquimbo para vencer por la mínima al local, gran favorito para el ascenso este año.

 

Era un partido difícil y San Luis lo vivió como una final. Nuestro equipo salía a la cancha del Francisco Sánchez Rumoroso para enfrentar al puntero Coquimbo Unido, equipo recién descendido a la categoría y que, merced a los premios obtenidos el año pasado por su llegada a semis de la Copa Sudamericana, se armó para volver de inmediato a Primera, destacando los nombres de Esteban Paredes y Jean Beausejour.

A ese elenco le tocaba enfrentar al Santo, que paró en la cancha del puerto pirata casi el mismo equipo que venció a la Universidad de Concepción en la fecha anterior en Quillota. Sabiendo las fortalezas del local, el DT sanluisino, Francisco Bozán, mandó a tapar la pasada de los laterales coquimbanos, algo que dio frutos pues, pese a tener la posesión del balón, Coquimbo Unido solo se remitía a distribuirlo en mediocampo, sin generar real peligro.

San Luis, por su parte, apostaba por el quite en la misma mitad de cancha en donde Coquimbo tenía la pelota. El quite en esta zona pasaba a los interiores y así se buscaban las oportunidades, primero con Rodrigo González, que se metió entre los centrales para quedar mano a mano ante el achique del arquero ex San Luis Matías Cano. Luego fue Ciaccheri que no logró darle dirección al cabezazo tras centro de Diego Rojas. Las oportunidades más claras las tenía el cuadro quillotano en la primera mitad.

Así fue como cayó el gol: cambio de frente de González que recibió Víctor Campos para, mediante un control orientado, sacarse al defensa y luego meter un centro para la aparición de Ariel Cáceres en el segundo palo para terminar marcando el tanto con el que el Aurinegro se fue ganando al descanso.

En el segundo tiempo el nivel de San Luis decayó enormemente frente a un rival que se volcaba en el campo quillotano con más ganas que fútbol. Pese a eso, lograba causar peligro, primero con un centro buscapié de Beausejour que nadie conectó, y segundo, con un disparo de Paredes que se estrelló en el travesaño cuando el longevo delantero ya lo celebraba como gol.

El triunfo del Santo abrió una esperanza de ver al equipo saliendo de la última posición de la tabla. De hecho, con este resultado los dirigidos por Francisco Bozán alcanzaron a Barnechea. Sin embargo, deja preocupación por no mostrar regularidad en el juego durante los 90 minutos: si en el primer tiempo el Canario mostró quizá su mejor juego de estos tres años de nefasta administración argentina, en el segundo tiempo se mostraron los fantasmas de siempre, y San Luis pudo aguantar el resultado más por ganas de los jugadores (un aspecto que ha mejorado bastante) que por juego.

El próximo partido del cuadro quillotano será este lunes a las 20:30 en Quillota ante Magallanes, club que marcha décimo en la tabla con 17 puntos.

 

(FOTO: ALEXIS CHÁVEZ / PRENSA SAN LUIS)

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com