Archivo de la categoría: Opinión

Corazón Roto

Todo duelo, todo corazón roto, nace mucho antes de que ocurra el hecho que desencadena el dolor. Seguir leyendo Corazón Roto

Anuncios

Como Batman

San Luis suma solo cinco puntos en seis partidos. Es un torneo irregular y nadie se saca mucha diferencia, pero lo que preocupa es que, transcurrida una buena parte del torneo, nadie en la banca del Canario parece despertar.

Por Marcos Hurtado, para Titular.cl

Porque si lo hicieran no asistiríamos cada fin de semana a un monólogo de centros y pelotazos buscando la patriada propia o el error del rival para tratar de marcar una diferencia.

Es cierto que la línea defensiva parece afianzarse, y si antes quedábamos frecuentemente mano a mano con el ataque rival, hoy esos errores son más puntuales que antes. Pero en las labores ofensivas, la cosa es diferente.

Leandro Gastón Sirino es el más talentoso del plantel, pero dejar cada oportunidad que se tiene en sus pies es darle el mapa del tesoro al oponente a la hora de defender. Gonzalo Abán es un gran jugador, pero se diluye en su posición, y John Santander tuvo un comienzo de caballo inglés.

El resultado de todo esto es un equipo sin ideas e incómodo dentro de la cancha, que pareciera salir a esperar a que el partido termine.

También es verdad que nuestro camarín es una clínica (el 2009, salvo honrosas excepciones, era una morgue porque estaba lleno de muertos), y que los jugadores lesionados, como Sagredo, Leal y Sepúlveda son muy necesarios y presentan problemas de gravedad, pero un entrenador debe saber buscar una alternativa.

Por el plantel que tenemos, a Ramírez no le resulta su idea de juego, y parece no buscarle la vuelta. Johan Fuentes ha sido nuestro salvador, pues la mayoría de los goles del Canario vienen de pelotas muertas que el 28 sirve de manera excepcional a sus compañeros.

Una de las películas del Batman de Nolan termina con el comisionado Gordon diciendo que ciertamente Batman es un héroe, pero no el que Ciudad Gótica necesita.

Miguel Ramírez es muy profesional en su trabajo y tiene un equipo de lujo, pero simplemente no es lo que requiere el Canario.

El Santo precisa de resultados, y para eso no bastan las ganas. Creo que, por esta vez, es mejor que Ramírez, al igual que lo hizo Bruce Wayne, se inculpe y dé un paso al costado, porque milagros como el de la temporada pasada son como los rayos: no caen dos veces en el mismo lugar.