San Luis dominaba cómodamente en el sur, pero su decisión de esperar al rival le terminó costando la derrota.

Era una visita difícil al Chinquihue y ante el buen equipo de Deportes Puerto Montt. Sin embargo, al Santo eso se le olvidaba y jugaba mucho mejor, con los primeros 10 minutos de partido hegemonizados por el cuadro amarillo, especialmente mediante Ciaccheri que buscaba incesantemente abrir la cuenta, en su banda, Campos corría, encaraba y provocaba daños al rival, que no tenía por donde.

Así fue como al minuto 19 apareció Lanaro con un cabezazo dentro del área tras un córner, decretando gol para San Luis, luego el mismo Lanaro se perdía el segundo. El canario dominaba los primeros 45 minutos y se iba sin sobresaltos al descanso.

Pero en el segundo tiempo vino la debacle. En vez de seguir apostando a la intensidad de la primera mitad, el improvisado DT Felipe Salinas (recordemos que el robo sufrido contra Rangers nos dejó con el profe Martínez suspendido) buscaba mantener el resultado y hacía algunos cambios que no le resultaron. El peor de ellos fue el reemplazo de Mosca por Douglas Estay, que trajo como resultado inmediato la pérdida de toda posesión en mediocampo y el empate parcial del local mediante un rebote capturado por Opazo y transformado en gol.

El resto del partido fue todo de los “delfines”, que faltando 9 minutos para el final reglamentario lograron dar vuelta el partido con gol de Ojeda, tanto luego del cual se produjo un connato de pelea, que terminó con dos sureños y un canario amonestado.

San Luis se devuelve a casa sin puntos tras un compromiso que perfectamente pudo haber ganado. Ahora se viene un partido en casa, esta vez contra Unión San Felipe, rival difícil, que tras tres derrotas y estrenando al Kike Acuña en la banca vendrá a Quillota a sacarse los balazos.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com