El Canario vendió cara la derrota ante la U, cerrando su participación en Copa Chile pero mostrando una mejora en su juego y quedando enfocado en un solo objetivo: salvar la categoría.

Tras la derrota en Rancagua  San Luis recibía a la U pensando en dar vuelta el marcador global. Aunque la mirada del Cuerpo Técnico y de los hinchas esta puesta en la reanudación del torneo de Primera B donde el Santo deberá sumar puntos luego para evitar el descenso a la Segunda División profesional.

Para este partido y exceptuando a los lesionados Ciaccheri y Moiraghi, Bozán mandó a la cancha a un equipo que no debiese ser muy distinto al XI titular que parará San Luis en la Primera B.

El encuentro comenzó con San Luis buscando igualar la serie de entrada, la mas clara fue un remate de Meneses que dio en el poste. Sin embargo, esta jugada sería anulada por una posición de adelanto.

Por su parte los azules intentaron con ataques en velocidad por ambas bandas mediante los desbordes de Luján por la izquierda y Contreras por la derecha.

Desde el costado izquierdo del ataque de la U se abriría la cuenta, cuando a los 13 minutos Sandoval sirvió un tiro libre desde la línea de fondo, casi sin ángulo al arco. Cuando todos esperaban el centro, el jugador azul buscó el arco y con un remate con bastante efecto, que además contó con la complicidad de Heredia, puso el 1-0 en Quillota.

Tras esto el partido decayó en ocasiones de gol, mas no en intensidad porque ambos equipos proponían ir al frente. San Luis por su parte se las arreglaba para instalarse en campo rival, pero se diluía en el ultimo tercio. Mientras que la U continuaba con los ataques directos desde los costados, fórmula que terminó siendo un problema sin solución para el Canario.

Cuando ya se preparaban para ir al descanso, vino el 2-0. Tiro libre para la U, juegan en corto y abren para Luján que desde la izquierda cuelga un centro en plena área chica para que Larrivey aparezca entre 3 defensores y fusile de cabeza a Heredia. Era la lápida a la serie y con esto se fueron al descanso.

Para la segunda mitad San Luis salió a buscar un descuento y lo encontró rápidamente, porque a los 47 González condujo por el medio y sacó un remate desde 27 metros que se metió pegado al poste izquierdo de Campos. Golazo de González que, tras la llegada de Bozán, está jugando en un puesto diferente, mucho más centralizado que en etapas anteriores.

Con el 2-1 se encendía una ilusión porque aun faltaba un tiempo completo y el Aurinegro se aferraba a esto para inquietar a la portería azul, primero con un tiro libre de Hormazábal que detenía Campos y a los 71 con un remate de Mosca, que en una inmejorable posición y sin marca sacó un remate sobre el horizontal. Más allá de la oportunidad desperdiciada fue un buen partido de Mosca, quizás el mejor encuentro desde su llegada a San Luis.

El partido se acercaba a su fin y ya en tiempo de descuentos luego de una jugada por la derecha, centralizan para Larrivey quien con todo el tiempo del mundo la paró, se acomodó y sacó un tremendo remate que dejó sin opción a Heredia. Golazo del delantero de la U, aunque ayudado por una pasividad en la marca por parte de San Luis.

Resultado definitivo, derrota 1-3 y un global de 1-4, lo que eliminaba por segunda vez a San Luis de esta Copa Chile.

Mas allá de esta derrota, se vio a un equipo con intensidad, concentración y ganas de revertir este mal momento. Sin embargo, también se mostraron las deficiencias del canario, una línea de 3 defensores que muchas veces se vio desbordada y corriendo contra su propio arco y un ataque que hace rato está peleado con el gol, pues ni Lanaro ni Parada ni Rigoleto lograron romper la sequia goleadora que se viene arrastrando hace varios partidos.

Lo que viene ahora, es continuar desarrollando la intertemporada y esperar por la reanudación del torneo donde San Luis deberá visitar a Santa Cruz, uno de los rivales directos en la lucha por evitar caer al infierno que representa la tercera categoría del futbol chileno.

 

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com