Fue debut y despedida para San Luis en Copa Chile. Deportes Recoleta le hizo precio y lo eliminó de la competencia con un resultado de 3 a 1.

 

Desde el descenso a Tercera División en 1990 que San Luis no estaba en un momento como el que se encuentra ahora: colista, a 5 puntos del penúltimo, con solo 2 unidades cosechadas y con un Fernández Vial que, aunque no ha jugado ningún partido del campeonato, solo le basta un triunfo para sobrepasar al Canario. Ese es el panorama.

El arranque de Copa Chile contra Deportes Recoleta en la capital brindaba una buena oportunidad para que el primer equipo pudiese conocer lo que es ganar y, con ello, tener una inyección de motivación a la hora de enfrentar lo que queda de campeonato e intentar lograr la difícil hazaña de no descender. Sin embargo, lo que se vio la fría tarde del martes 15 de junio fue pura improvisación.

Tras el partido el DT del Santo, Francisco Bozán, diría que tuvo que parar un equipo de la nada luego de informársele intempestivamente la fecha del debut en Copa Chile. Así las cosas, debió improvisar una oncena compuesta en su mayoría por juveniles. Pero ni tanto, pues el equipo que saltó al pasto del Estadio Popular Leonel Sánchez tenía 4 jugadores que, si bien no han sido titulares indiscutidos este año, sí se puede decir que conocen muy bien de qué se trata la competencia grande: Parada, Verhoefen, Estrada y Alex Díaz, a los que se les sumaron Ruggieri (arquero, el único que dio el ancho, y que evitó un bochorno mayor), Tomarelli, Espinoza, Baquedano y Sotomayor.

Con ese equipo el Aurinegro enfrentó a un plantel conformado por jugadores al borde del retiro y futbolistas semiprofesionales, que no lo parecieron al abrir la cuenta a los 5 minutos de partido, cuando tras un tiro libre que nadie quiso despejar, Diego Silva se encontró con la pelota y abrió la cuenta. Afortunadamente, en el fondo del rival también se equivocaban, y una jugada similar permitía que Parada pusiera el empate transitorio pocos minutos después. Sin embargo, en el minuto 34 Espinoza ponía el 2-1 con el que los equipos se fueron al descanso.

En la segunda mitad, Recoleta salió a cuidar el resultado frente a un San Luis desordenado que con más ganas que otra cosa intentaba alcanzar de nuevo la paridad. Fue en una de estas aventuras que, tras un saque de fondo que el arquero Salazar jugó rápido, vino una contra del equipo capitalino que terminó con un buscapié desde la derecha que Matías Rubio conectó en el área para marcar el 3 a 1 definitivo luego de varios intentos que no subían al marcador, bien por mérito de nuestro arquero, bien por impericia recoletana.

Con la derrota San Luis se despide de inmediato de Copa Chile, y ahora solo le queda enfocarse en el campeonato de Ascenso, en donde esperamos que esta pausa en el campeonato le haya servido como bocanada de aire fresco al plantel para comenzar a cosechar sus primeros triunfos.

 

(FOTO: ALEXIS CHÁVEZ/PRENSA SAN LUIS)

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com