En evidencia de la crisis deportiva y directiva de San Luis de Quillota, todos los dardos apuntan a unos nombres, desconocidos para muchos y de nombres resonantes para otros. Pero más allá de eso, ¿dónde están?, ¿están en otros clubes también?, la respuesta es sí y acá te contaremos.

Conocidos los casos de Defensa y Justicia y el de Unión La Calera solo porque se han traducido a éxitos para el holding. Hablaremos del club más lejano controlado por nuestros “honorables” dirigentes y un nombre en particular; Christian Bragarnik.

Bragarnik y compañía llegaron a hacerse del mando el Elche Club de Fútbol de España, que en aquel entonces se encontraba limitando en la Segunda División de dicho país a finales de 2019. Al mando de José Rojo Martín, conocido en el mundo del futbol como “Pacheta”, el equipo alicantino se metió en playoffs de ascenso con un equipo “bajo la media” en comparación de los otros competidores, llegando a conseguir la hazaña del ascenso en una definición milagrosa. Parecía que Bragarnik y compañía llegaban a darle cosas grandes al club, sin embargo, las jugadas del grupo no se tardaron en llegar.

A pesar de ascender y teniendo un proyecto a medio plazo en sus manos, Pacheta es despedido sin mucha explicación del Elche, provocando así la duda e indignación de su afición, el motivo del despido estaba claro, mover a alguno de los representados por el presidente y fue Jorge Almirón el hombre de turno. Proveniente del Al-Shabab Saudí y con pasos en, como no, Defensa y Justicia, Independiente y San Lorenzo quienes fueron “administrados” indirectamente por “el dueño total”, Almirón llego a Elche con el palabrerío que nosotros conocemos de memoria.

Tras un comienzo tranquilo y luego de prometer torneo internacional, el equipo se viene abajo y el proyecto de Pacheta se olvida por completo, y tras 170 días en el cargo y tan solo 5 victorias en 24 partidos, Almirón es despedido.

Luego de que el equipo entrara en zona de descenso toco realizar un movimiento que a nosotros se nos hace bastante familiar, traer un viejo conocido para salvar a categoría, y de paso, contentar a la afición con la recontratación de la cara conocida. Fran Escribá asumió en el equipo alicantino posterior al despido de Almirón con la tarea de salvar a un equipo que hasta ahí parecía condenado. Y lo logró, de forma milagrosa tras salvarse en la última jornada de liga y a duras penas. Escribá llego a salvar el nombre del Holding y decir que una vez más, hicieron la tarea.

Actualmente Bragarnik ha hablado de “intenciones” de renovar a Escribá, algo que ha demorado con el paso de los días, ¿no es eso familiar también?, las semanas pasando dirán si es que otro representado por los dueños de San Luis se sacará la lotería de dirigir en la primera división española.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com