“San Lorenzo es un quilombo de representantes malignos” así define un hincha del club la gestión
que el Cuervo ha pasado en los últimos años, gestión en la que por supuesto, estuvo involucrado
Bragarnik.

Si bien la huella que Christian Bragarnik deja en el Elche de España es algo patente y que se puede comprobar, por supuesto que en Argentina, su propio país, también hay espacio para sus negocios. En el país vecino, el hombre tras el holding dueño de San Luis es conocido como “el dueño del fútbol”, debido a la gran cantidad de jugadores y técnicos que representa, la mayoría de los casos para desgracias de los clubes.

San Lorenzo de Almagro es uno de esos casos. Como en muchos otros clubes trasandinos el empresario operó como “asesor deportivo”, cargo que no tiene otra finalidad sino la de meter representados de su corral dentro de los clubes, y de eso trata esta historia.

Todo parte con un nombre que se irá haciendo frecuente en esta serie: Jorge Almirón, quien asume la
banca de San Lorenzo en la temporada 2018/19 luego de su paso por territorio colombiano. Los
hinchas del ciclón mantenían cierta esperanza en Almirón, puesto que años anteriores realizó una
campaña de éxitos en Lanús consiguiendo ganar la liga, la copa Bicentenario y la Super Copa
Argentina, pero como podía esperarse, no todo iba a ser bueno. Junto a él llegaron un alto número
de contrataciones y como ya parece ser una mala costumbre, cada cual más dudoso en su nivel a
excepción de uno.

Jugadores como el “Grueso” Torres, Andrés Rentería o el actual Unión La Calera Gonzalo Castellani
formaban un equipo el cual un hincha con el que conversamos define como un “equipo feo, que empataba un
montón y no era capaz de patear al arco”, y razón tienen. Durante su paso por San Lorenzo,
Almirón logró dirigir 24 partidos, dejando la marca de 14 empates, 6 derrotas y apenas 4 victorias
hundiendo así al equipo en los últimos puestos de la tabla en liga. A pesar de que en Copa
Libertadores obtuvo buenos resultados logrando 3 de las 4 victorias que dejo en el club, no fue
pretexto suficiente para sostener la estadía del DT, quien fue despedido fulminantemente de la
institución.

Los coletazos de esta gestión no han pasado desapercibidos, dejando al club en una crisis
dirigencial y deportiva que ha día de hoy sigue causando estragos. Malos resultados, deudas y
sanciones multimillonarias dejan en hilo al club que hace menos de 10 años levantaba la primera
Libertadores de su historia.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com