En un partido que para muchos era la última oportunidad para Nicolás Vazzoler, San Luis de Quillota hizo el ridículo frente a Santiago Morning en el Lucio Fariña ante poco más de mil personas.

A pesar de partir generando algunas opciones de peligro mediante Javier Bayk y Gabriel Harding, el equipo canario perdió el control del juego pasados los primeros 15 minutos, contra un rival que no demostró ser realmente aplastante. Comenzando a mostrar un fútbol totalmente impreciso, los dirigidos por el técnico argentino nuevamente sucumbieron ante sus propios errores, recibiendo 2 goles visitantes al final de la primera parte con tan solo 3 minutos de diferencia, el partido parecía ya sentenciado para los de la capital al término de los primeros 45 minutos.

La segunda etapa no fue diferente, la tensión en el público asistente era cada vez más evidente, y el desatino del técnico a la hora de realizar cambios se hacían notar bajo fuertes pifias que bajaban desde las tribunas del estadio quillotano. Aunque los locales lograron descontar mediante una gran jugada colectiva, el encuentro no dio vuelco y las pocas oportunidades de llegar al empate se esfumaban en los pies de un limitado Matías Rigoleto y un agotado Javier Bayk, quien nuevamente, fue uno de los pocos puntos rescatables del equipo.

Nueva derrota para el Santo, quien es colista exclusivo del campeonato de la primera B con solo un punto en la tabla en 5 fechas, además, con la negativa suma de 10 goles en contra y tan solo 4 a favor. El próximo desafío es en Talca el día miércoles 23 a las 18:00 horas (por confirmar), con la gran duda si Vazzoler llegará al banco canario en dicha jornada, o si su crédito se termina días antes.

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com