Luego de 7 partidos invicto, San Luis volvió a caer en condición de local, esta vez y a diferencia de meses anteriores, sin retroceder al juego preocupante ni insalvable.

En la vereda del frente estaba Deportes Puerto Montt, equipo que se encuentra peleando el puesto de ascenso directo y que, a diferencia de los canarios, venía acumulando una racha negativa la cual le significo caer del segundo al cuarto lugar. Con una baja sensible como la de Rodrigo González por expulsión, San Luis debía ratificar su buen momento con una victoria que le permitiera tener la oportunidad de finalizar la fecha del ascenso Betsson sin ocupar el último lugar de la tabla.

En un partido trabado de principio a fin, San Luis demostró parte de su mejora futbolística durante los primeros 20 minutos del encuentro en los cuales obligo a la visita a apostar por el juego directo en busca de sus delanteros, pero sin dar mayores frutos ante el impecable juego defensivo canario hasta ese entonces.

Al pasar de los minutos, la visita comenzó a tomarle la mano al juego planteado por San Luis, bloqueando la salida y creación del peligro que generaba Diego Rojas al ponerle una marca personal que llegó a ser triple en los momentos más intensos del ataque local. En consecuencia sus socios en banda, Víctor Campos y Ariel Cáceres, se vieron en constante incomodidad a la hora de intentar sobrepasar la línea final de los delfines. Perjudicados por la presión visitante también se vieron Gonzalo Bustos quien a ratos se encontraba demasiado retrasado en el campo como para lograr encontrar conexión con Rojas; mientras que Carlos Hormazabal fue obligado poco a poco a ir al juego fuerte por parte del visitante resultando amonestado y quedando condicionado en la mitad de la primera parte.

En ataque el equipo de Bozán se vio muy afectado y en desventaja.  En parte por malas decisiones tomadas desde la dirección técnica. Fernando Coniglio, quien ganó constantes pivoteos y faltas tácticas en el campo rival se vio muy solo, llegando a un desgaste físico que le significó ser reemplazado en un cambio que no fue efectuado como la mayoría de los más de 700 asistentes al Lucio Fariña (no es un mal número para un partido que se jugó a las 11:30 de la mañana de un día hábil)mcreían que debía ser. El resto de los cambios en el Canario no tuvieron mayor aporte en revertir la situación del encuentro, a excepción de Alexis Valencia, quien debutaba con la camiseta amarilla y demostró personalidad a la hora de manejar el balón a pesar de ser un futbolista juvenil en el plantel.

En un partido donde hubo tramos bastante parejos, San Luis cae nuevamente, aunque sigue dependiendo de sí mismo para salir del fondo de la tabla al encontrarse a tan solo un punto de su rival más cercano. Los de Bozán viajarán el próximo lunes al Municipal de San Felipe para enfrentar a uno de sus rivales directos en la lucha por la salvación. Partido de 100 puntos para el Santo.

 

(FOTO: ALEXIS CHÁVEZ / PRENSA SAN LUIS)

PHP Code Snippets Powered By : XYZScripts.com